Michelle Zymet, madrastra del joven, le contó a 7 News Miami que si bien su hijastro salió de casa con el tapabocas puesto, en algún momento se lo quitó para tomar y comer mientras departía.

La mujer agregó que, desde que el coronavirus comenzó a expandirse, le pidió al joven que tomara todas las medidas de precaución para cuando saliera a la calle; en cada ocasión, él le respondió que no debía preocuparse porque todo lo tenía controlado.

La madrastra indicó al mismo medio que confió en su hijastro, que terminó pasándole el virus a toda la familia: a Michelle, a su padre y a sus hermanos, de 14 y 6 años.

De acuerdo con 7 News, el papá del joven, de 42 años, se encuentra luchando por su vida en una unidad de cuidados intensivos, donde ya lleva 2 semanas conectado a un respirador; el resto de la familia se recupera en casa.

En entrevista con ABC News, Michelle aseguró que la “presión de grupo” sería lo que llevó a su hijastro a salir a rumbear en medio de la pandemia:

“Tal vez piensan: ‘Ninguno de nosotros está enfermo, estamos bien’. No entienden que muchos de nosotros somos asintomáticos y somos portadores del virus”.

La mujer añadió que muchas personas la llamaron “bruja malvada” por contar públicamente lo que ocurrió con su hijastro, pero para ella es importante compartir esta historia para que las personas estén en alerta.