Luego de acusar públicamente en Fox News al gobierno chino y a la Organización Mundial de la Salud (OMS), Yan salió del anonimato y se convirtió en la experta que destapó las mentiras de su país sobre la existencia y gravedad del coronavirus.

Aunque casi no hay información sobre su vida, Li-Meng manifestó que es una especialista en virología e inmunología de la Universidad de Hong Kong (HKU), que estuvo encargada de estudiar el brote en diciembre pasado.

Yan también aseguró en el diálogo con la cadena de noticias que realizó en el centro educativo una investigación, bajo la supervisión de un supuesto funcionario de la OMS, que demostró que el COVID-19 se estaba transmitiendo rápidamente entre personas.

La HKU, sin embargo, desmintió en un comunicado de prensa todas las declaraciones de la científica en el informativo norteamericano y aseguró que esta nunca estuvo a cargo de ningún estudio sobre la enfermedad.

“Si bien respetamos la libertad de expresión, el contenido de dicho informe no concuerda con los hechos. Específicamente, la doctora Yan nunca hizo ninguna investigación de la transmisión de humano a humano del nuevo coronavirus durante diciembre de 2019”, enfatizó la universidad en el documento.

El centro educativo, igualmente, eliminó todos los datos e información que había de la viróloga en su página web. Asimismo, señaló que esta “fue becaria postdoctoral”, pero no terminó sus estudios.

Por su parte, un vocero de la embajada china en Estados Unidos afirmó en Fox News que no saben quién es Li-Meng Yan y puntualizó que la gestión de su gobierno durante la pandemia ha sido la adecuada.

Yan, por último, indicó que decidió huir del gigante asiático en abril pasado luego de que el “régimen” intentara destruir su reputación, mediante un ataque cibernético. “Si me quedaba, hubiese terminado desaparecida o asesinada, ya que iban a matarme”, concluyó.