De acuerdo con el diario Debate, la violencia se generó porque los médicos que atendían al campesino que murió les dijeron que no iban a poder velarlo porque el cuerpo se iba a cremar de inmediato, pues murió por COVID-19.

Los familiares del fallecido pidieron ayuda a sus vecinos para que les entregaran el cuerpo y por ello, se armaron con palos y piedras para presionar a las autoridades del hospital local, agrega el mismo medio.

Sin embargo, cuando no recibieron la respuesta esperada, empezaron a destruir las ventanas y puertas del centro médico, hasta que la situación se salió de control y muchas personas más se unieron, hasta que quemaron el lugar, una ambulancia y hasta el edificio de la alcaldía de Villa de las Rosas, detalla el rotativo mexicano.

“El Honorable Ayuntamiento del Municipio de Las Rosas reprueba enérgicamente los actos vandálicos y de incitación a la violencia realizados y orquestados por falsos líderes que sobrepasan el bien común en tiempos vulnerables como lo es esta contingencia sanitaria por fines perversos y temerarios cuyo único objetivo es desestabilizar a la población y evitar el progreso y desarrollo del municipio”, declaró el alcalde en un comunicado, citado por Debate.

Por su parte, el portal Alerta Chiapas explica que la situación entre los habitantes del pueblo y sus autoridades ya estaba mal, pues los campesinos protestaron antes por la fumigación contra el mosquito que provoca el dengue, zika y chinkungunya, pues creen que de esa forma están esparciendo el COVID-19.

Ninguno de los 2 medios informó sobre heridos en esos lugares, mientras que la policía de Chiapas dijo que abrió una investigación para dar con los vándalos.

A continuación, videos que retratan los desmanes que se vivieron en la madrugada de este jueves en Villa de las Rosas (México):