De acuerdo con el portal Infobae, que cita información dada por el intendente José Luis Walser, otras 120 personas fueron aisladas a la espera de los resultados del test de coronavirus.

Por este motivo, toda la ciudad “debió regresar a la fase 1 del aislamiento, social, preventivo y obligatorio por 14 días, ya que hay transmisión del virus por conglomerado”, indicó Walser.

Compartir el mate, una bebida con infusión de hierbas, es una práctica muy arraigada en la cultura argentina, por lo que evitar que se haga ha sido una de las prioridades para las autoridades.

“Algunas conductas todavía no se han podido revertir, el mate y las reuniones entre amigos, foco por el cual se desarrolló todo este contagio”, explicó a Infobae Norma Hernández, directora del hospital de Colón.

“Debemos tomar conciencia que la principal herramienta es el trabajo que haga cada uno saliendo lo mínimo e indispensable de la casa y cumpliendo con todas las medidas de higiene. La gente está muy enojada con lo que pasó, se había recuperado actividad y estábamos en una fase de flexibilización casi absoluta”, agregó Wasler, citado por el portal argentino.

El intendente de esa ciudad argentina además informó que el caso ya está en manos de un juez por el incumplimiento al aislamiento que generó el rebrote de COVID-19.

Mientras Colón y sus vecinas Liebig y San José (con tres nuevos casos) regresan a la cuarentena, el resto de Argentina comenzó la nueva etapa de flexibilización, que el presidente Alberto Fernández llamó “distanciamiento social”, finaliza Infobae.