Drakeford dijo que esta medida no era la prioridad y que incluso si se lleva a cabo, sería solo de manera temporal: “Si hubiera una crisis y se necesitara tomar acciones dramáticas que permitan suavizar la crisis, estaríamos dispuestos a considerar todas las medidas que harían una diferencia”, dijo el gobernante, citado por el medio local Wales Online.

“Pero el toque de queda solo podría ser una respuesta temporal y por ello no está en la cima de la lista. Hay otras cosas que podríamos y deberíamos hacer”, dijo Drakeford.

La idea de que los hombres tengan un toque de queda después de las 6 de la tarde fue originalmente propuesta por la baronesa Jones of Moulescoomb.

El caso que originó la idea de un toque de queda masculino

Un policía fue acusado de secuestro y homicidio el viernes en Londres tras la identificación del cuerpo de una joven desparecida el 3 de marzo, un caso que ha conmocionado en Reino Unido.

La policía metropolitana de Londres anunció que el agente de su unidad de protección de representaciones diplomáticas Wayne Couzens, de 48 años, fue inculpado por la muerte de Sarah Everard. Esta responsable de marketing de 33 años desapareció cuando regresaba caminando a su casa en el sur de la capital.

La fiscalía confirmó en un comunicado que el sospechoso fue inculpado de “secuestro y homicidio”.

Wayne Couzens, que este sábado comparece ante un juez, fue detenido en la noche del martes en Kent (sureste de Inglaterra), donde reside y donde el cuerpo de la víctima fue hallado el miércoles en un bosque. El viernes fue formalmente identificado.

Sarah Everard había visitado a amigos en Clapham, sur de Londres, y regresaba a Brixton, a unos 50 minutos de caminata, cuando desapareció hacia las 9:30 de la noche.

En un tuit el jueves, el primer ministro Boris Johnson se declaró “impactado y entristecido” por este caso, e instó a “trabajar rápidamente para encontrar todas las respuestas a este horrible crimen”.