Estudios de muestras de agua revelaron el viernes pasado la presencia del microorganismo ‘naegleria fowleri’, conocido popularmente como ameba ‘comecerebros’, que se aloja en el cerebro y puede producir meningoenefalitis amebiana, con un alto riego de muerte, informa CNN.

Según el medio, las autoridades de salud dicen que están trabajando en solucionar el problema para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible, pero mientras tanto instan a la población a no beber agua del grifo.

La alerta que dio la Comisión de Calidad Ambiental de Texas, señala The New York Times, se emitió además luego de que un niño de 6 años murió por haberse contaminado con la ameba ‘comecerebros’.

El caso del niño que contrajo la letal ameba se presentó en Lake Jackson, Texas, unos 90 kilómetros al sur de Houston, señala el diario neoyorquino, que recuerda que la alerta se mantendrá hasta tanto no se lave y desinfecte el sistema de acueducto y se realicen nuevas pruebas.

Las muestras de agua, añade el medio, fueron tomadas de un hidrante para incendios del centro de la ciudad, mientras que los familiares del niño informaron que se habría contaminado con el agua de una manguera de jardín que regó sobre un tobogán para deslizarse.

Qué es la ameba ‘comecerebros’ y qué síntomas produce la infección

La ameba ‘comecerebros’ es un microorganismo que permanece en fuentes de agua dulce –como lagos, pozos y ríos– o en piscinas con una cantidad insuficiente de cloro, explica The New York Times.

De acuerdo con un artículo de BBC, “la infección se produce cuando el agua contaminada entra en el organismo a través de las fosas nasales”. Por esa vía —explica la cadena de noticias— es que el parásito llega al cerebro y destruye sus tejidos.

El mismo medio indica que los primeros síntomas de una infección por la ameba ‘comecerebros’ son “dolor de cabeza, fiebre y náuseas”; cuando empeora, los afectados pueden experimentar “un cuello rígido, confusión, pérdida de equilibrio y convulsiones”.

En agosto, la gobernación del estado de Florida había emitido una alerta similar a la de Texas, por casos que se presentaron allí, según la revista Semana, que señala que los síntomas de la enfermedad que produce el parásito se reflejan desde los dos días después de contraer la ameba.

The New York Times reporta que las autoridades de Texas no solo recomiendan abstenerse de beber agua directamente del grifo, sino realizar actividades de deporte o entretenimiento acuático, al tiempo que insta a los pobladores a lavar bien los vegetales, si han de consumirse crudos.

Otras muertes por infección con ameba ‘comerebros’

Hace tan solo tres semanas, un niño de 13 años en Florida murió luego de contraer el microbio en un lago, donde estuvo nadando con 50 niños más.

Lo mismo le sucedió a una niña peruana, que hasta donde se supo había sido ingresada a una unidad de cuidados intensivos luego de ser invadida por la ameba. No se supo si se recuperó o no.

El siguiente video de YouTube muestra cómo ataca la ameba ‘comecerebros’ al cuerpo: