El perro, que se ha convertido en un héroe, empezó a escarbar y a ladrar, alertando a su amo, un pastor, que fue al lugar, informó este sábado la policía.

“Creo que no había pasado mucho tiempo desde que su madre lo había enterrado cuando el perro lo halló”, explicó a la AFP el agente Panuvat Udkam.

Añadió que el niño estaba bien, recuperándose en el hospital, y que era tan pequeño que todavía no tenía nombre.

La madre adolescente, de 15 años, fue acusada de intento de asesinato y abandono de un niño.

El agente Panuvat explicó que la chica tenía miedo de que sus padres se enfadaran si se enteraban que se había quedado embarazada.