De los más de 26 millones de contagios contabilizados en el mundo solo ha habido unos pocos casos de reinfección, por ahora no muy relevantes. De todos modos seguimos estudiándolos junto a laboratorios de distintos países”, subrayó la experta estadounidense en rueda de prensa.

Van Kerkhove añadió que por ahora se ha comprobado que los pacientes infectados de coronavirus, incluso aquellos que no han presentado síntomas, han creado al cabo de una o dos semanas anticuerpos que suponen cierta inmunización ante posibles reinfecciones, aunque se ignora la duración de dicha inmunidad y asegura que estos casos de reinfección son bastante raros.

Buena respuesta inmunológica

“Vemos resultados muy esperanzadores, en los que esta respuesta (inmunológica) dura varios meses, pero como sólo llevamos ocho meses de pandemia no podemos saber cuánto durará”, admitió la funcionaria de la OMS.

En los casos de reinfección comprobados, entre ellos el de un paciente de Hong Kong que había viajado a España poco antes de desarrollar por segunda vez COVID-19, los expertos investigan qué tipo de anticuerpos se habían formado en sus organismos tras enfermar en la primera y la segunda ocasión, añadió la experta.

Preguntada sobre las medidas que las escuelas deben implementar para garantizar un seguro retorno a las aulas de los alumnos, Van Kerkhove afirmó que “cada escuela debe tener un plan específico para atender a niños que presenten enfermedades respiratorias, fiebre o COVID-19, y para rastrear los contactos”.

“Lo importante es que los planes sean lo más claros posible y se comuniquen bien a los padres, para que éstos sepan qué hacer y cuándo”, resumió.

Además del primer caso de reinfección del mundo, un hombre de Hong Kong que regresaba de Madrid, España, se detectaron otros dos en Europa: un belga y un holandés.