Sucedió en China, donde el tema no es ningún juego y causa verdadero pánico entre algunas personas, indicó el Daily Mail.

La mujer contó en su denuncia que alcanzó a reaccionar de esa manera cuando el hombre intentaba estrangularla y cubrirle la boca para abusar sexualmente de ella, agrega ese medio.

Cuando él se echó para atrás, aterrado, ella atinó a decir que venía de la ciudad de Wuhan y que estaba en cuarentena en su casa, prosigue el Mail. Lo curioso es que el susto no le impidió al delincuente robarle unos 3.000 yuanes (casi 1’500.000 pesos) antes de huir, añade.

La policía acudió tras el llamado de la víctima, pero no pudo dar con el agresor ya que todo el mundo llevaba tapabocas. Sin embargo, el victimario se entregó posteriormente, concluye el mismo medio.