De acuerdo con Rosario 3, la mujer quería dar reversa, pero por su presunto error con la palanca, lo que hizo fue ir hacia adelante cuando aceleró. El  vehículo avanzó unos 10 metros de distancia y solo se detuvo cuando chocó contra una pared de ladrillos, agregó el medio.

Los 3 hijos de la conductora quedaron entre el vehículo y la pared, por lo que fueron trasladados al Hospital Eduardo Oller, indicó Infobae y añadió que el más pequeño de los hijos (una niña de 4 años) falleció poco después de su ingreso.

Los otros dos hermanitos, una niña de 8 años y un varón de 6, permanecen internados, aunque están fuera de peligro, señaló el portal argentino.

Citando a El Quilmeño, Infobae reportó que la mujer —de quien no se reveló la identidad— fue detenida y acusada de “homicidio y lesiones culposas, agravadas por la conducción de vehículo automotor”.

Ambos medios citados informaron que el caso, ocurrido el jueves 5 de marzo, está siendo investigado por las autoridades.