La información fue confirmada este miércoles en la tarde por el presidente Donald Trump, que se refirió a cinco víctimas mortales.

“Hoy, un asesino malvado abrió fuego contra la planta de Molson Coors, cobrándose las vidas de cinco personas. Es algo terrible y nuestros corazones están con la gente de Wisconsin”, dijo Trump en rueda de prensa, que recogió la agencia Efe.

Antes de esta declaración, el alcalde del Milwaukee, Tom Barrett, señaló que había un número indeterminado de fallecidos en ese ataque, aunque el diario local Milwaukee Journal Sentinel dijo que serían siete, incluido el atacante.

El canal local Fox6 destacó, por su parte, que el agresor era un empleado de la cervecería que había sido despedido y que iba vestido con su uniforme de trabajo.

Molson Coors destacó, en su cuenta de Twitter, que había “una situación activa” de tiroteo en sus instalaciones de Milwaukee, y que estaba trabajando de cerca con la Policía.

“Nuestra prioridad principal son nuestros empleados y proporcionaremos actualizaciones en colaboración con la policía conforme podamos”, indicó la compañía.

Según el Milwaukee Journal Sentinel, los empleados de Molson Coors fueron informados vía correo electrónico de que había un tiroteo en o cerca de unas escaleras en la segunda planta del edificio 4 de la fábrica.

Ese medio recordó que Molson Coors, que opera la marca MillerCoors, anunció a finales de octubre planes para cerrar su oficina de Denver (Colorado) y la reubicación de cientos de sus trabajadores en la planta de Milwaukee.