De acuerdo con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Trata de Personas, la imputada prostituyó a sus hijas durante dos años (2015 y 2016) para obtener beneficios económicos, indicó el diario Milenio.

El impreso mexicano, adicionalmente, señaló que esa institución logró conseguir las pruebas suficientes en contra de la mujer, para acusarla de manera oficial ante las autoridades judiciales competentes.

“Una vez agotadas todas las etapas del proceso penal, el tribunal de enjuiciamiento dictó sentencia condenatoria de 195 años y seis meses de prisión contra Reyna ‘N’”, afirmó la PGJEH en un comunicado de prensa.

La Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, de igual manera, puntualizó en el documento que la delincuente fue condenada por el delito de trata de personas en la modalidad de prostitución ajena.

Finalmente, las autoridades mexicanas indicaron que la imputada tendrá que pagarles una multa económica a las víctimas, para la reparación de los daños que sufrieron durante el tiempo que fueron prostituidas.