Aunque el gigante suramericano es actualmente el segundo país más afectado con la pandemia del COVID-19 en el mundo, Jair Bolsonaro continúa asistiendo a eventos masivos, sin respetar las respectivas medidas del distanciamiento social.

En su más reciente visita a Nioaque, sin embargo, el presidente brasileño protagonizó un divertido momento después de levantar a un enano pensando que era un niño, en un acto populista.

En el video, captado por varios asistentes al evento y difundido en las diferentes redes sociales, se puede apreciar cómo un miembro de la seguridad le pasó el pequeño hombre a Bolsonaro, para que lo alzara en frente de la multitud.

Luego de algunos segundos, el mandatario se dio cuenta de que no se trataba de un niño y lo bajó al suelo inmediatamente. Pese a que fue por un rato nada más, el enano se mostró muy contento de estar en los brazos del presidente.

El fin de semana pasado, por otro lado, Renán Bolsonaro –hijo menor del jefe de Estado– confirmó a través de sus redes sociales que fue diagnosticado con la enfermedad respiratoria. “Voy a tomar hidroxicloroquina para continuar con el tratamiento contra la COVID-19”, agregó.

En Brasil, según el último balance publicado por la Universidad Johns Hopkins, se han registrado 109.888 muertes asociadas al coronavirus y más de 3,4 millones de contagios confirmados, siendo el estado de Sao Paulo el más golpeado con la emergencia sanitaria.