“Tengo información de primer orden de que se pretende un conjunto de provocaciones para un conflicto armado, para un escarceo armado en la frontera colombo-venezolana”, dijo Maduro en un acto con trabajadores ferroviarios en Caracas.

Según él, el fin de ese supuesto plan sería desviar la atención de lo que llamó “la rebelión popular de los colombianos y colombianas contra Iván Duque”:

“Lo denuncio y le digo a la Fuerza Armada como comandante en jefe: preparaos para defender la soberanía y el derecho a la paz de Venezuela”: Maduro

Hace dos meses, cuando realizó una denuncia similar, el líder chavista había ordenado el despliegue de tropas en las zonas fronterizas entre Colombia y Venezuela, así como la puesta en marcha de un sistema de misiles.

Como parte de su plan para hacer frente al “conflicto armado” que, según él, armaba Duque para septiembre, también declaró una “alerta naranja” que se mantuvo en octubre, pero de la que no se conocieron más detalles durante noviembre.

El mandatario indicó en su nueva denuncia que la Fuerza Armada “debe ser puesta en situación de alerta” y de vigilancia. Además, aprovechó el acto para ordenar al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y a la milicia, entregar 13.000 fusiles “que se han seleccionado para la clase obrera de Guayana (estado Bolívar) y los cuerpos combatientes de manera inmediata”.

“Mientras más preparados estemos para defender la patria del imperialismo norteamericano y de la oligarquía colombiana, garantizaremos en Venezuela la paz, la producción y el progreso de toda nuestra amada patria venezolana”, añadió.