Luego de decir que su revolución es pacífica y aceptar que esa unión cívico militar que hoy lidera ha sido clave para mantener a Nicolás Maduro en el poder, atacó al presidente de Colombia Iván Duque y lanzó la frase que suena a amenaza.

Duque es un pobre personaje, sin criterio de gobierno, que se ha convertido en el asistente de Álvaro Uribe Vélez. Ellos pensaban que si nos amenazaban, nos intimidarían, que nos íbamos a esconder, pero cuando movimos a la frontera 10.000 hombres y mujeres, cuando le movimos nuestros aviones Sukhoi, que tienen la capacidad de salir de la base ubicada en la ciudad de Barquisimeto, bombardear el Palacio de Nariño y regresar en solo tres minutos, lo pensaron mejor, pues nosotros queremos paz, pero estamos preparados para la guerra”, expresó Bernal Rosales al rotativo español.

El chavista, que fue alcalde de Caracas entre el 2000 y 2008, ministro de Agricultura Urbana, diputado de la Asamblea Nacional, entre otros cargos, dijo a ABC que su tarea dentro de la revolución siempre ha sido de carácter político y “siempre leal al legado del comandante Chávez, y ahora al presidente Maduro, que tiene la responsabilidad de seguir el rumbo trazado”.

Sobre Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela en enero de este año, dijo que es un traidor de la patria y señaló a todos los que lo apoyan de lo mismo. Incluso les mandó el mensaje de que no van a poder acabar con su revolución, publica ese diario.

Por último, Bernal Rosales explicó a ABC por qué no han encarcelado a Guaidó, como sí lo hicieron con muchos otros políticos contradictores de Maduro.

“Si lo hubiéramos arrestado, en estos momentos sería un héroe, sería una bandera nacional e internacional y decidimos que él mismo se destruyera; actualmente es una basura política que pierde fuerzas, ya no tiene discurso, no tiene seguidores y el imperio ahora no sabe cómo asumir que quisieron tomar este pelele para dirigir una contrarrevolución, que ha sido todo un fracaso”, finalizó el líder de los colectivos.