De acuerdo con el relato del diario Milenio, que cita fuentes policiales, el hecho ocurrió sobre las 11:30 p.m. del pasado lunes, cuando la mujer caminaba por las calles de la localidad mexicana con una bolsa de tela grande y en el interior de esta al menos 3 bolsas de plástico con las partes mutiladas del cuerpo.

Una hija de la víctima se encontró con Verónica y le empezó a preguntar por su padre. La asesina se puso nerviosa y al intentar huir se le cayó una de las bolsas de plástico, donde tenía la cabeza decapitada del hombre, de unos 50 años, indica el mismo medio.

En ese momento, familiares que estaban con la hija de la víctima reconocieron al sujeto, del cual no revelaron su nombre, y empezaron a golpear a Verónica, agrega el rotativo mexicano.

Oficiales de la policía de Santiago Cuauhtenco llegaron al lugar donde linchaban a la homicida, la rescataron y, posteriormente, la trasladaron al Hospital General Valentín Gómez Farías, donde la trataron por los múltiples golpes que recibió en el cuerpo y la cabeza, publica Milenio.

Según las primeras pericias, la mujer asesinó al hombre en medio de una pelea y lo mutiló para deshacerse del cuerpo sin que fuera relacionada con el homicidio. Por ahora, Verónica sigue hospitalizada en calidad de detenida y cuando le den de alta será trasladada a una cárcel, finaliza ese diario.