De acuerdo con la cadena Abc News, el accidente ocurrió en la madrugada del pasado sábado cerca del campus de la universidad y, afortunadamente, las 2 sobrevivieron a la brutal caída.

Las jóvenes, ambas de 19 años, fueron internadas en el Hospital Universitario Thomas Jefferson. Una de las 2 tuvo más fortuna y solo sufrió lesiones en la pierna y el tobillo, indica el mismo medio.

La otra, por su parte, se encuentra en condición crítica pero estable con lesiones en múltiples partes de su cuerpo.

“Me siento mal por mi amiga que estuvo allí, lo vio y tuvo una noche realmente difícil tratando de lidiar con eso emocionalmente”, dijo a la misma cadena Allison Byrne, otra estudiante de la Universidad de Temple.

La administración del edificio donde ocurrió el lamentable suceso indicó que la terraza donde se celebraba la fiesta tiene barandas para evitar accidentes, pero algunos estudiantes que han estado allí antes aseguran que no es seguro, agrega Abc.

No hay suficiente espacio para que no te caigas… Así que si estás bebiendo y te topas con la baranda, es muy fácil que te resbales porque solo queda un poco a medio camino entre la rodilla y la cadera”, dijo otro universitario.

Abc recuerda que esta no es la primera vez que un alumno de la Universidad de Temple se cae desde una azotea mientras estaba en una fiesta.

En 2013, Ali Fausnaught falleció tras caer desde un tercer piso de un edificio a pocas cuadras del que cayeron las jóvenes, de las cuales no publicaron sus nombres.