Smith gustaba de otro joven de su escuela y comenzó a intercambiar mensajes y fotos explícitas con él por Snapchat e Instagram, señala The Washington Post:

“Channing no pudo soportar tener que enfrentar las burlas cuando llegara al colegio el lunes”, dijo su hermano Joshua.

La familia, destaca el ‘Post’, está preocupada de que no se haga justicia en este caso de suicidio, pues ellos culpan directamente a quienes estaban haciéndole matoneo a su familiar. La corte de Manchester ya dijo que no iniciaría un proceso.

Hace una semana, el joven Channing entró en pánico al ver que sus conversaciones privadas habían sido filtradas, dado que él no había hecho pública su orientación sexual, y tampoco con su familia.

“Mi hermano se suicidó porque dos de sus amigos más cercanos lo traicionaron”, dijo Joshua.

El cuerpo de Smith fue hallado en su habitación por su padre, que notó que las luces estaban aún encendidas ya entrada la noche.