En una entrevista para el portal MiWisconsin, Milton Morocho –padre del menor– manifestó que todo fue muy rápido y que el adolescente de 16 años sufrió un fulminante paro cardiaco, provocado por el coronavirus.

“Los días pasaron y me dijo: ‘Papá, tengo mucho miedo’. Luego nos comentó que quería algo de comer y le dimos unas galletas, cuando de repente se desvaneció. Lo intenté reanimar, pero no funcionó”, afirmó el hombre entre lágrimas.

Morocho, igualmente, aseguró en el informativo estadounidense que el menor estaba enfermo desde hace varios días debido a que venía presentando diarrea y vómito. Sin embargo, los médicos le recalaron que se trataba de un virus estomacal.

Aunque le realizaron unos días antes el respectivo test y este salió negativo, el padre de familia puntualizó que los resultados de la prueba de toxicología confirmaron que el adolecente falleció por culpa del COVID-19, que fue lo que le provocó el infarto.

Un vocero del Distrito Escolar Metropolitano de Madison (Estados Unidos), por su parte, señaló en la CBS News que Isai es el primer estudiante de la región que ha muerto por causas relacionadas con la enfermedad respiratoria.

“Nuestra comunidad ha perdido a un chico maravilloso, y cuando una familia de la escuela experimenta una tragedia, especialmente la pérdida de una vida joven, nos impacta profundamente a todos”, añadió el portavoz.

Milton Morocho, por último, indicó en el portal de noticias que todavía no saben cómo el menor contrajo el coronavirus. Asimismo, precisó que su hijo no tenía ningún tipo de comorbilidad prexistente.

Joven de 16 años  muere en cuestión de minutos por COVID-19