Un millar de científicos, estudiantes y amantes de la astronomía llegaron al observatorio de La Silla, en Chile, para ver el eclipse. Este fue recibido entre aplausos y gritos de emoción.

“¡Oh Dios mío, es increíble!”, se escuchó decir a uno de los testigos privilegiados de este fenómeno en el momento en que el Sol quedó completamente tapado por la Luna.

Para el turista chileno René Serey, esta “fue una experiencia para vivirla varias veces en la vida”.

En Santiago, las azoteas de los edificios del centro de la ciudad, las plazas y los parques se llenaron de personas que, en muchos casos, veían un eclipse por primera vez.

Lastimosamente, en Buenos Aires, Argentina, el eclipse no se pudo ver por la inclinación del sol cerca del horizonte a la hora del fenómeno en el invierno austral, además de las nubes y los edificios.

En Bolivia, cientos de personas quedaron fascinadas con el eclipse, a pesar de que se vio de manera parcial. La Paz fue uno de los puntos de observación más importantes en este país.

Aunque en Ecuador también se vio parcialmente (alcanzó un 30 %), muchas personas no lograron observar en su plenitud el fenómeno por la abundante nubosidad.

A continuación podrás ver fotos y videos del eclipse: