De acuerdo con el diario local El Nacional, Rufo Antonio tiene 16 años y estaba protestando junto a su familia por la falta de ese servicio en el municipio de Táriba, estado Táchira.

Los oficiales de policía atacaron a los manifestantes para deshacer la manifestación y el más perjudicado fue este adolescente, al cual le dispararon a quemarropa. Con la cara completamente ensangrentada, los trasladaron el Hospital Central, pero perdió la visión de los dos ojos por la gravedad de las heridas, explica el mismo medio.

El presidente de la Corporación de Salud del Táchira Luis Ramírez explico al rotativo venezolano que Chacón Parada llegó al centro de salud pasadas las 6:00 p.m. de este lunes con múltiples heridas que comprometieron ambos globos oculares. “Se perdió la totalidad de la anatomía y la morfología de los globos oculares”.

El momento del cobarde ataque fue capturado en video y luego de que se viralizara en Twitter, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, alzó su voz de protesta por este hecho.

“¿Quién da una orden tan encarnizada como la de disparar así? ¿Quién se escudará detrás de una investigación sin resultados? Lo sabremos, lo juzgaremos con tribunales imparciales, en democracia habrá justicia. No hay rabia suficiente”, escribió en esa red social, acompañado del video de la agresión y de una foto de Rufo Antonio Chacón Parada ensangrentado.

El fiscal de Venezuela, Tarek William Saab, informó que capturaron a dos oficiales de Politáchira (Javier Useche Blanco y Henry Ramírez) implicados en el ataque a la protesta y que serán “severamente sancionados ante la violación de derechos humanos en contra del precitado adolescente y su hermano de 14 años: quien también fuese lesionado en dicha concentración”.