Luego de cinco años de estar juntos, un tribunal de divorcios de Beijing ordenó a un hombre compensar con 50.000 yuanes a su exesposa por haber ejercido durante ese tiempo las labores domésticas.

El fallo es histórico en ese país y ha generado gran debate porque esta decisión se tomó con base en la introducción de un nuevo código civil en China, según reveló BBC.

Ese medio contó que fue Chen, el hombre, quien tomó la determinación de separarse y, aunque ella no quería, terminó reclamando que su aún compañero sentimental nunca se responsabilizó por el cuidado de su hijo o los trabajos del hogar.

Sin embargo, en la plataforma microblogging Weibo, las personas han empezado a opinar sobre esta decisión judicial que marca un hito.

Para algunos pagar 50.000 yuanes (un poco más de 28 millones de pesos colombianos) es una cifra irrisoria por cinco años de trabajo y otros recordaron que las mujeres deben continuar con su vida laboral y social así tengan pareja e hijos.

En el informe de BBC citaron un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en el que afirman que las mujeres chinas dedican casi cuatro horas al día al trabajo no remunerado, un porcentaje superior al de los hombres, que ronda la hora y media.