En declaraciones recogidas por el diario flamenco Het Laatste Nieuws, un portavoz de la policía local aseguró que, pese a su aspecto similar, el valor de ambas monedas es radicalmente diferente e instó a los ciudadanos a no dejarse engañar.

Ambas monedas tienen un tamaño casi igual, con apenas unos milímetros de diferencia en sus diámetros y un anillo exterior dorado y el interior plateado, pero un euro equivale a aproximadamente 12.534 bolívares venezolanos.

Pese a que una asociación ha avisado a las autoridades locales de este fenómeno, la policía no ha recibido aún denuncias formales, lo que se atribuye a que el fraude es habitualmente de unos pocos euros.

La localidad de Boom acaba de acoger el festival de música electrónica Tomorrowland, pero la policía descarta que haya una relación entre ambos hechos porque es la primera vez que sucede este fraude en quince años de certamen y porque, aunque ha habido venezolanos entre los asistentes, la mayoría de visitantes sudamericanos eran brasileños, señaló el periódico.