De acuerdo con el diario The Times of India, el menor, llamado Ravindranath, sufría de odontoma, una condición muy rara, y luego de la cirugía le dejaron 20 dientes, el número que corresponde a una persona de su edad.

El odontoma la desarrolló desde sus 3 años y le generaba diferentes molestias y dolores. Aunque sus padres creían que se trataba de un simple diente en mal estado, Ravindranath siempre se negaba a abrir la boca cada vez que lo llevaban al odontólogo y por eso se demoraron tanto tiempo en descubrirle la anomalía, explica el mismo medio.

La operación se llevó a cabo el pasado jueves 11 de julio y los dentistas se mostraron sorprendidos al identificar que todos los dientes, desde los más pequeños hasta los más grandes estaban perfectamente formados. Tenían corona, la raíz y la capa de esmalte, típicos de cualquier diente sano, señaló la doctora Prathibha Ramani al rotativo indio.

Aunque el niño de 7 años ya no siente dolor en su boca, desde el hospital le indicaron que a partir de los 16 años deberá hacerse prótesis o implantes porque algunos de los dientes que le sacaron son necesarios para reemplazar sus actuales dientes de leche, finaliza The Times of India.