El sujeto interceptó a Emma en la calle después de que bajara de un tren en Simonside, South Shields (Inglaterra) y le preguntó que si vivía en la calle Madras, pero ella respondió que nunca había oído hablar de ella, publica Unilad.

El hombre, completamente fuera de sí, la señalaba con el dedo mientras le seguía hablando sobre la calle Madras. Segundos después, de un momento a otro, la agarró, empezaron a forcejar y ambos cayeron al suelo, cuenta la joven a ese medio.

“Se sentó sobre mí y comenzó a golpearme la nariz una y otra vez. Escuché un crujido y sentí sangre goteando”, señaló Emma, recién graduada de enfermería en salud mental, al portal inglés.

Afortunadamente, la modelo iba a acompañada por su mamá Trish Clark, de 45 años, y su tía, Paula Ray, de 43. La primera, como pudo, le quitó de encima al desconocido a su hija y la segunda llamó rápidamente al número de emergencia, detalla Unilad.

“Se fue corriendo. Me quité los tacones y corrí detrás de él a pesar de que tenía la nariz rota. Estoy muy agradecida con mi madre y mi tía. Me da miedo pensar qué hubiera pasado si hubiera estado sola. Solo espero que sea atrapado y llevado ante la justicia”, añadió Emma Clark al mismo portal.

Un portavoz de la policía dijo a Unilad que un hombre de 55 años fue arrestado bajo sospecha y luego fue liberado mientras se hacen las investigaciones respectivas.

Así quedó la nariz de la modelo:

Emma Clark
Emma Clark