De acuerdo con el departamento de policía, los fieles se encontraban en oración este viernes en la mezquita, cuando varios aparatos de aire acondicionado estallaron violentamente dentro del lugar.

“Los artefactos explotaron hacia las 8:30 de la noche [hora local]. Había entre 40 y 45 personas en la mezquita en ese momento. Hemos enviado a 37 heridos al hospital; otras 16 fallecieron”, manifestó Aslam Hossain, jefe del cuerpo de seguridad de Fatullah.

Las investigaciones preliminares indicaron que la explosión pudo deberse a una fuga de gas bajo la mezquita. “Cuando cerraron las ventanas y las puertas, y conectaron el aire acondicionado hubo una chispa que provocó la explosión”, agregaron.

Samanta Lal, vocera del hospital de quemados de Daca, puntualizó que las personas lesionadas se encuentran en estado crítico. Además, señaló que la mayoría sufren quemaduras en el 70 y 80 % del cuerpo.

Sucesos relacionados con fugas de gas ocurren con relativa frecuencia en Bangladesh, atribuidos principalmente a las precarias condiciones de la infraestructura e insuficientes medidas de seguridad.

En febrero de 2019, un incendio en el casco antiguo de Daca arrasó por completo con siete edificios, ocasionando al menos 70 muertos y 55 heridos. El fuego comenzó en un inmueble en el que se encontraba un almacén de productos de plástico.