Morales pasó gran parte de la jornada en la región de Cochabamba, donde comenzó su camino como sindicalista cocalero que le llevó al poder hace más de trece años, recibiendo felicitaciones por su cuarta victoria electoral consecutiva y cumpleaños.

Allí volvió a retar a la oposición boliviana y a la comunidad internacional a que demuestren que su triunfo es fraudulento.

“Invito a cancilleres de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos que vengan, hagamos una auditoría voto por voto“, aseveró en referencia a países que junto a organismos internacionales cuestionan los comicios del pasado domingo.

Y si hay fraude, al día siguiente convocamos a la segunda vuelta“, sentenció Morales, después de que este pasado viernes el órgano electoral le diera vencedor en primera ronda.

Una victoria que no reconoce el opositor Carlos Mesa, que llamó a la “movilización ciudadana permanente” hasta que Evo Morales recapacite para encontrar una salida a la crisis en el país.

“Convocan a mantener y profundizar la movilización ciudadana permanente en contra del fraude“, destacó Mesa al leer en La Paz un comunicado de la Coordinadora en Defensa de la Democracia, acompañado de otros opositores y dirigentes de movimientos cívicos.

En las calles de las principales ciudades de Bolivia continuaron por sexto día consecutivo los “paros, marchas, cabildos, concentraciones, cacerolazos y toda otra forma de protesta pacífica y democrática” a la que llama Mesa.

Las protestas comenzaron el lunes cuando el órgano electoral dio un repentino giro a los resultados provisionales a favor de un triunfo en primera ronda para el presidente, cuando el día antes tras las votaciones hacía prever una segunda cita con las urnas frente el principal candidato opositor.

Tras los episodios de violencia de los últimos días, en esta jornada las movilizaciones en ciudades como La Paz aprovecharon el cumpleaños del presidente para darle un toque de ironía a la protesta.

El único día que Evo cumple algo al año“, decía uno de los carteles de los manifestantes por el centro paceño.

Feliz cumpleaños dictador, el TSE -Tribunal Supremo Electoral- ya te dio tu regalo, próximamente se viene el del pueblo: ya te vas“, se leía en otro.

Huevos para el dictador”, un título de Bachiller, en alusión al origen humilde del presidente, que tuvo una educación básica, un pasaje “sin retorno” a Cuba y “un poco de espíritu democrático” fueron otros de los “obsequios” que le llevaban en cajas de regalo.

Un fuerte cordón policial impidió que se acercaran a la sede de gobierno para entregarlos.

El tribunal electoral cerró el viernes el recuento dando a Evo Morales el 47,08 por ciento de los votos, frente al 36,51 de Mesa, con una diferencia del 10,57 que le es suficiente para ganar en primera vuelta, con solo unas 0,57 décimas de margen.