“Wockhardt UK, en (la localidad de) Wrexham, recibió esta mañana en el lugar un paquete sospechoso. Todas las autoridades relevantes fueron notificadas. Por recomendación de los expertos, hemos evacuado parcialmente el lugar mientras se lleva a cabo una investigación completa”, señaló una fuente, citada por la agencia Efe.

“La seguridad de nuestros empleados y la continuidad del negocio son de vital importancia”, agregó.

La Policía del Norte de Gales indicó que acudió al polígono industrial donde está la planta, una vez recibida la notificación del paquete, por lo que procedió a acordonar el lugar.

La planta de Wrexham tiene capacidad para producir aproximadamente 300 millones de dosis de la vacuna al año.

La cadena BBC informó que una unidad especializada en la desactivación de artefactos explosivos acudió a la planta.

El ministro principal de Gales, Mark Drakeford, señaló este miércoles a los medios que trabaja con las fuerzas del orden y los militares para esclarecer lo ocurrido.

Algunos vecinos del centro industrial afirman haber escuchado una fuerte explosión antes de este mediodía.

Wockhardt UK había firmado el pasado agosto un contrato para ayudar en la preparación de la vacuna para su distribución.

Este incidente se conoce en momentos de una disputa entre la farmacéutica AstraZeneca y la Unión Europea (UE) por el retraso en el suministro del preparado al bloque comunitario.

El Reino Unido está vacunando a la población con ese preparado y con el de Pfizer/BioNTech.

Británicos pretenden vacunar a 15 millones de personas

El Gobierno británico tiene como objetivo vacunar a 15 millones de personas, las que están en los grupos más vulnerables, de aquí a mediados de febrero a fin de empezar a suavizar las medidas de confinamiento para contener la propagación del coronavirus.

La policía británica informó el miércoles de un “incidente” en curso en un polígono industrial del norte de Gales donde se registró una alerta de bomba en una planta de envasado de vacunas de AstraZeneca / Oxford.

“Estamos tratando actualmente un incidente en curso en el polígono industrial de Wrexham”, informó la policía local en un comunicado.

“Las carreteras están cerradas y pedimos al público que evite la zona hasta nuevo aviso”, añadió.

Según medios locales, se desplegó en el lugar a un equipo de artificieros equipados con un robot de neutralización de artefactos explosivos.

El primer ministro Boris Johnson, cuyo gobierno puso en marcha un programa de vacunación masiva contra el coronavirus, había visitado la fábrica en noviembre, posando para los fotógrafos con ampollas de la vacuna de AstraZeneca antes de que recibiera la luz verde reglamentaria de las autoridades sanitarias británicas.