En un comunicado, el Parque Nacional Galápagos agregó que la actividad empezó hacia las 6:15 p.m. (hora local) de este domingo, de acuerdo con el informe presentado por guardaparques que realizan labores de control en la zona de Canal Bolívar y de personal de las embarcaciones de turismo que llevan a cabo actividades cerca del lugar, en la usla Fernandina.

Las primeras imágenes enviadas registran una fisura radial a lo largo del borde sureste del volcán, con flujos de lava descendiendo hacia las costas.

La tarde del domingo, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional alertó sobre el incremento de la actividad sísmica del volcán, algo característico previo a una erupción, por lo que la autoridad ambiental ya se mantenía alerta, asegura el Parque Nacional Galápagos en el comunicado.

Fernandina es una de las islas más jóvenes del archipiélago. Su valor ecológico es muy alto pues sus ecosistemas albergan especies únicas como iguanas terrestres y marinas, culebras, ratas endémicas, cormoranes no voladores o pingüinos.

Por su parte, en Filipinas continúa la evacuación por el volcán Taal, que ya escupe lava. Esto ha forzado la salida de 16.700 personas en los municipios de alrededor, mientras la ceniza alcanza Manila, a unos 60 kilómetros.

El portavoz de la Defensa Civil de la región, Lexie Masiglat, informó que el operativo de evacuación sigue en marcha, por lo que la cifra de evacuados irá en aumento en las próximas horas.

Del total de evacuados, unos 2.000 residen en la pequeña isla dentro del lago Taal que conforma el propio volcán, en las laderas del mismo.

Al comenzar a expulsar lava, la erupción ha pasado a ser de carácter magmático y hay riesgo de que se produzca un tsumani volcánico, ya que el Taal -uno de los volcanes más pequeños del mundo- se ubica dentro de un lago, explicó el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs).

Phivolcs subió el domingo de manera escalonada la alerta del nivel 1 al 4, en una escala de 5, después de que se intensificara la actividad en el cráter de origen freático y se generara una erupción de humo de hasta 10 kilómetros de altura.

En las últimas 24 horas se han registrado un centenar de seísmos de origen volcánico, 32 de ellos perceptibles con intensidad fuerte. Un terremoto alcanzó esta madrugada magnitud de 3,8.

Por último, este lunes ascendió a 20 el número de muertos por la erupción de un volcán ubicado en la isla White de Nueva Zelanda el pasado 9 de diciembre.

“La policía confirma que una persona murió ayer por la noche en un hospital australiano como consecuencia de las heridas sufridas durante la erupción“, afirmó John Tims, un mando policial.

Este saldo incluye a dos personas cuyos cuerpos no han sido encontrados.