El pasado viernes, Bowen fue sentenciado exactamente con 1.008 años de prisión por el abuso sexual que involucra a seis menores de edad de entre 13 y 16 años, publica WRBL.

“La vergüenza y la culpa que siento son abrumadoras y lo han sido durante mucho tiempo. Mi corazón nunca quiso lastimar a nadie, pero mi mente no estaba bien”, dijo Bowen, citado por el mismo medio, en la sala después de recibir la pena por parte de la jueza Debra Jones.

Los padres de los niños violados, que estaban en el juicio, se mostraron satisfechos con la sentencia y lloraron al escuchar a la jueza decir que la pena era la máxima, indica el canal de televisión, el cual añade que Bowen, además, deberá pagar una multa de 840 mil dólares en multas por todos los cargos.

El pastor evangélico también enfrenta otro juicio, que se llevará a cabo en abril de 2020, en el estado de Jefferson por viajar para conocer un niño y tener relaciones sexuales con este, incitar a un niño a un acto sexual y sodomía, detalla WRBL.

En ese caso, finaliza ese canal, si por algún motivo Bowen es liberado y perdonado de la pena de 1.008 años de cárcel, tendrá que responder por lo que decida el juez del condado de Jefferson.