La Oficina de Inmigración y de Aduanas de Estados Unidos (ICE) indicó en un comunicado que los estudiantes con visas F-1 y M-1 cuyas escuelas operen solamente de forma en línea “deben abandonar el país o tomar otras medidas, como ser transferidos a una escuela con instrucción presencial”. 

Si no lo hacen, los estudiantes se arriesgan a ser sometidos a un proceso de expulsión

Según las nuevas normativas, cuando los estudiantes estén en un centro con un modelo mixto, van a tener que acreditar que están inscritos en la máxima cantidad de cursos presenciales para conservar su visa

ICE indicó que el Departamento de Estado “no va a emitir visas de estudiantes para personas afiliadas a programas que sean plenamente online para los semestres de otoño” boreal y no se permitirá la entrada de estos estudiantes al país.

Estados Unidos ーel país con más muertos por el coronavirus, con más de 130.000 fallecidos suspendió también hasta finales de 2020 la entrega de la mayoría de las visas de trabajo para proteger el empleo.

Muchas universidades y centros de enseñanza no retomarán las clases presenciales cuando comience el próximo curso lectivo en septiembre, en momentos en que todavía no hay vacuna contra el COVID-19 y los casos están en alza por un aumento de los contagios en el sur y el oeste del país.

En el año académico 2018-2019 en Estados Unidos había más de un millón de estudiantes extranjeros, según el Instituto de Educación Internacional (IIE).

Esto representa un 5,5 % del total de los estudiantes de ciclos superiores del país, indicó el IIE que estimó que esta población contribuyó con 44.700 millones de dólares a la economía estadounidense en 2018.

La mayor cantidad de estudiantes viene de China, seguidos de India, Corea del Sur, Arabia Saudita y Canadá.