“Estados Unidos respeta la decisión de la Corte Suprema del 29 de mayo”, indicó el Departamento de Estado sobre la liberación de Seuxis Paucias Hernández Solarte, conocido en su época de líder de las Farc como ‘Jesús Santrich’.

Ortagus había dicho este jueves en rueda de prensa: “Consideramos que esa decisión es lamentable y que un recurso es esencial y urgente”.

Según el Departamento de Estado, Ortagus se refería en realidad a la decisión del pasado 15 de mayo de la Justicia Especial para la Paz (JEP) de concederle la garantía de no extradición a ‘Santrich’ y ordenar a la Fiscalía su puesta en libertad.

“La decisión del 29 de mayo de la Corte Suprema de Colombia no afecta la petición de extradición de EE.UU., sino que aplica a procesos internos de Colombia”, detalló el Departamento.

‘Santrich’ es acusado en la corte del distrito sur de Nueva York de varios delitos, incluido conspirar para transportar 10 toneladas de cocaína desde Colombia al país entre el 17 de junio de 2017 y abril de 2018.

Si efectivamente los delitos que se le imputan ocurrieron después de la firma de los acuerdos de paz, suscritos el 24 de noviembre de 2016, entonces ‘Santrich’ perdería los beneficios de la justicia transicional y su caso pasaría a la justicia ordinaria.

Dos días después de la decisión de la JEP, ‘Santrich’ salió de la cárcel de La Picota en una silla de ruedas pero enseguida agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía le leyeron una nueva orden de detención y lo arrestaron aduciendo que contaban con nuevas pruebas en su contra.

Este jueves, sin embargo, en acatamiento con la orden de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía colombiana dejó en libertad al exguerrillero por su condición de congresista electo.