A todos los que me han preguntado, no iré a la inauguración el 20 de enero”, así es el simple mensaje de Trump en su cuenta de Twitter, luego de que pudiera utilizar esa red social lo bloqueara por 12 horas al incitar a la violencia.

Trump, que desde hace 2 meses denuncia sin pruebas un fraude electoral en su contra, reconoció el jueves que su mandato llegaba a su fin. Y, aunque no admitió explícitamente el triunfo de Biden, prometió “asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas”.

Tras el caos en el Capitolio el miércoles, el Congreso, en una sesión de las dos Cámaras presidida por el vicepresidente Mike Pence, certificó la madrugada del jueves la victoria de Biden en las elecciones del 3 de noviembre, por 306 contra 232 votos del Colegio Electoral, el órgano que decide el ganador de la Casa Blanca.

Cientos de seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron este miércoles en el Congreso de EE. UU. tras derribar varias vallas de seguridad y enfrentarse con la policía, que se vio superada, provocando caóticas escenas en la capital estadounidense y una mujer murió por una herida de bala.

El Congreso se encontraba reunido para validar los resultados de las elecciones de noviembre, en los que el demócrata Joe Biden resultó vencedor.

Las imágenes muestran cómo los seguidores del mandatario saliente se encaran con los agentes que conformaban la barrera policial de seguridad y fueron repelidos con gases lacrimógenos. Posteriormente, se ven peleas en el interior del Congreso entre seguidores de Trump y policías.

Unas 2 horas del inicio de la toma y luego de que Joe Biden le exigiera hablar por televisión nacional, el presidente saliente Donald Trump le habló a sus seguidores y les dijo que se fueran en paz a casa, aunque insistió en que le robaron las elecciones.

“Sé que están dolidos y heridos. Nos robaron las elecciones, unas elecciones que ganamos por mayoría. Todo el mundo lo sabe, especialmente en el otro lado (los demócratas), pero se tienen que ir a casa ahora”, expresó Trump.