Se trata del agente Brian Sicknick, que “respondía a los disturbios el miércoles en el Capitolio y fue herido mientras se enfrentaba físicamente con los manifestantes”, informó la Policía del Capitolio en un comunicado. “Regresó a su oficina y colapsó”.

Fue llevado a un hospital local donde sucumbió a sus heridas” la noche del jueves.

Sicknick es el primer policía muerto como consecuencia de la violencia desatada el miércoles, cuando una muchedumbre incitada por Trump desbordó el dispositivo de seguridad en el Capitolio e irrumpió en las cámaras legislativas.

Cuatro manifestantes fallecieron, incluyendo una mujer que fue baleada por la policía mientras intentaba entrar al edificio. Las otras tres muertes ocurrieron en el perímetro del Capitolio, pero aún se investigan sus circunstancias.

Donald Trump después aceptó que su mandato terminó y aseguró que habrá una “transición ordenada” para entregarle el poder a Joe Biden, que le ganó las elecciones presidenciales, y finalmente recibió la certificación del Congreso de estadounidense reconociéndole la calidad de presidente electo.