California allanó el camino para reabrir en abril estos y otros parques temáticos, así como sus estadios, al relajar criterios para la admisión de público durante la pandemia de coronavirus, anunció el departamento de Salud estatal.

La decisión se tomó por la presión de los operadores de atracciones y una fuerte declinación en la cantidad de casos. Desde el 1 de abril esos lugares podrán funcionar sujetos a condiciones fijadas por sus condados y con un aforo reducido.

Con esto “California puede empezar a reanudar más actividades en forma gradual y segura, especialmente las que se realizan en lugares abiertos y donde es posible el uso de mascarillas“, dijo el secretario de Salud Mark Ghaly en un comunicado.

(Vea también: Con estos trucos, Disney engaña al cerebro para que filas de sus parques luzcan cortas).

Los parques de atracciones podrán reabrir a partir del 1 de abril si el condado en el que están ubicados ya no está clasificado en “zona morada”, el nivel de riesgo más alto según los criterios californianos.

El condado de Orange, donde se encuentra Disneyland, y el de Los Ángeles, donde se halla Universal Studios, todavía están clasificados como “morados”, pero podrían pasar al rojo en unas pocas semanas, es decir, justo para volver a funcionar el próximo mes.

Sin embargo, su capacidad en zona roja se limitará al 15% del nivel habitual (25% en naranja y 35% en amarillo) y solo los habitantes de California podrán tener acceso inmediato a estos parques, especifica el Departamento de Salud.

“Al reabrir, ciertos parques, hoteles, restaurantes, atracciones, experiencias y otras ofertas se modificarán o no estarán disponibles, tendrán una capacidad limitada y estarán sujetos a disponibilidad limitada o incluso al cierre, y la admisión al parque y las ofertas no están garantizadas”, se lee en la página de Disneyland respecto a la reapertura gradual de su resort en California.

En cuanto a los estadios y otras estructuras al aire libre, estas podrán reabrir para competencias deportivas o conciertos también a partir del 1 de abril, independientemente de su ubicación.

Sin embargo, el número de visitantes admitidos, nuevamente limitado a los residentes de California, dependerá del nivel de riesgo asociado con el COVID-19: solo 100 espectadores autorizados en la zona “púrpura”, 20% en la zona “roja”, 33% en la “naranja”, etcétera.

Disneyland y otros parques temáticos de California permanecen cerrados desde mediados de marzo de 2020 debido a la pandemia de coronavirus.

Ubicado en Anaheim, Disneyland es el segundo parque temático más visitado del mundo, detrás del Disney World de Orlando (Florida), que pudo reabrir en julio de 2020 con una capacidad limitada.


Su cierre ha resultado en el despido de miles de empleados y ha causado enormes dificultades económicas a hoteles, restaurantes y otros negocios en California que viven de esa atracción turística.

Mientras que otros parques de Disney en todo el mundo y en Florida reabrieron el verano boreal pasado, el sitio de California nunca lo hizo.

Disneyland (California) se prepara para su reapertura en abril

El parque temático se comprometió a anunciar una fecha oficial de reapertura lo más pronto posible.

“Con los protocolos de seguridad responsable de Disney ya implementados en todo el mundo, estamos ansiosos por dar la bienvenida a nuestros huéspedes”, dijo el presidente del parque, Ken Potrock, en un comunicado.

La compañía tuvo que descartar un reinicio planeado para Disneyland en julio del año pasado luego de una disputa pública con funcionarios estatales sobre las pautas de seguridad. La empresa culpó en parte a las restricciones implementadas por las autoridades de California por la pérdida de 28.000 empleos en septiembre.

“Los integrantes de nuestro equipo de Disney se sienten alentados por esta buena noticia de que los parques reabrirán en un mes”, dijo Andrea Zinder, presidenta del principal sindicato local, United Food and Commercial Workers Local 324.

“Han estado sin trabajo desde hace un año y están emocionados de volver para brindar a los californianos un poco más de magia en sus vidas”, añadió la dirigente sindical.