De acuerdo con la policía de la ciudad de Aguas Blancas, norte de Argentina, testigos dieron el llamado sobre una balsa improvisada, en la cual viajaban 26 personas, que fue volteada y arrastrada por la corriente de agua, publica el portal Qué pasa Salta.

Las autoridades revelaron que una familia de Maipú, provincia de Mendoza, con un bebé habían caído al agua. Por lo que de inmediato desplegaron un operativo que incluyó un helicóptero, indica el mismo medio.

Desde el aparato, oficiales lograron divisar a un hombre luchando contra la corriente y un par de minutos divisaron al resto de integrantes de la familia en la orilla del río, agrega el portal argentino.

Lastimosamente, cuando hablaron con el sujeto, este empezó a llorar descontroladamente porque había perdido en el suceso a su bebé. Contó que una llanta explotó y en ese momento quedó bajo el agua con el pequeño de un mes de nacido.

“Tuve que soltar a mi bebé porque estaba tragando mucha agua y empezaba a ahogarme. No me quedaba otra. Era él o yo. Estoy destruido”, dijo el destrozado padre de familia, citado por Qué pasa Salta.

La policía de Argentina desplegó un megaoperativo para hallar al bebé y a otras personas que iban en el bote improvisado. De acuerdo con Infobae, el suceso deja hasta el momento 2 personas muertas (ambas menores de edad) y 2 desaparecidos.