El diseño del abrigo de la vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris fue creado desde cero por el equipo de personas donde trabaja la colombiana Jessica Zuluaga Duque; la predominancia del color morado tiene como significado la unión del azul y el rojo, que denotan a los partidos demócrata y republicano, respectivamente, dijo a W Radio.

La diseñadora, que estudió su carrera de modas en Bogotá e hizo una maestría en Buenos Aires, Argentina, desde hace 3 años vive en Nueva York, donde trabaja para la firma Storytellers and Creators, le dijo a la emisora.

El patrón del vestido fue hecho por la casa de modas de Christopher John Rogers, mientras que el diseño del abrigo y la confección de este y del vestido estuvieron a cargo del equipo para el que trabaja la antioqueña.

Al principio, cuando llegaron los patrones (los diseños del vestido), el equipo de mujeres, en su mayoría latinas, no sabía para quién era el vestido, pero cuando se enteraron trabajaron con más ahínco en su ejecución: “Nosotras somos muy pilas con todo el trabajo que nos llega, pero saber que este era para Kamala nos llenó de emoción”, señala Jessica Zuluaga.

El día de la posesión de Joe Biden, cuenta Zuluaga, todo el equipo de modistas estaba frente al televisor y cuando Kamala salió del brazo de su esposo, luciendo el atractivo abrigo, todas saltaron de emoción.

Por ahora, Zuluaga asegura que no piensa hacer su empresa propia, pues cree que necesita más experiencia para emprender una compañía exitosa.

El diseñador Christopher John Rogers fue escogido por Kamala Harris porque él pertenece a las minorías, es joven y “ejemplifica todo lo que su mandato aspira a ser –netamente americano, feminista e inclusivo”, señala la revista Vogue.

Colombianos en EE. UU. que se destacan por buen desempeño en el trabajo

Otra de las nacionales que de una u otra forma estuvieron involucradas en la posesión del presidente estadounidense Joe Biden fue Teresa González, nacida en Lorica (Córdoba), y fue una de las encargadas de preparar el banquete que se celebra después de la ceremonia de posesión.

La cordobesa se fue a vivir a Washington en 1985, en donde formó una familia con un estadounidense con el que tiene 2 hijos, de 33 y 28 años.

González se fue a Estados Unidos a buscar suerte porque una amiga se lo sugirió. No le tomó mucho tiempo decidirse y a los pocos días ya estaba trabajando como niñera, a pesar de que no hablaba nada de inglés.

Virgilio Barco, César Gaviria, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos son algunos de los presidentes colombianos a los que recuerda haberles cocinado.