El ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, dijo en Twitter que simpatizantes del Movimiento al Socialismo, el partido del expresidente Evo Morales, “ahora destruyen antenas en San Julián, Ichilo y Yapacaní”, poblados del departamento de Santa Cruz, en el este del país.

En Yapacaní, cerca de la ciudad de Santa Cruz, 4 torres de comunicación fueron destruidas, lo que movilizó a la policía hasta el lugar donde se vio superada por los vecinos, sin que se registraran incidentes graves.

Fuimos rebasados. Esta actitud raya en atentado terrorista”, afirmó el jefe de la policía local Franklin Villazón, citado por el diario El Deber de Santa Cruz.

El mismo medio indicó que habitantes de Yapacaní hicieron marchas para pedir al alcalde retirar las antenas de telecomunicaciones, por creerlas de tecnología 5G, y por lo tanto capaz de transmitir el coronavirus, una creencia infundada por la que se han registrado otros ataques a la infraestructura en el mundo

Ante esas versiones, la estatal Autoridad de Fiscalización y Control de Telecomunicaciones (ATT) emitió un comunicado para aclarar que en el país no funciona tal tecnología, además de negar que esté relacionada con el coronavirus. 

En el país se dispone de antenas con tecnología 2G, 3G y 4G”, explicó la ATT. “Las afirmaciones que vinculan la tecnología 5G y la difusión del COVID-19 no tienen ningún fundamento científico”, añadió.

La semana pasada, una antena fue destruida en el departamento de Cochabamba, aunque el poder Ejecutivo habló de “atentado terrorista”.

El COVID-19 ha contagiado hasta el momento a más de 19.000 personas y causó 632 muertes en Bolivia.