El incidente ocurrió cuando los trabajadores llegaron a cambiar un nodo averiado de una antena de tecnología inalámbrica.

“Los campesinos de la comunidad se opusieron a la reparación y les exigieron que remuevan las antenas de telecomunicaciones existentes como condición para dejarlos ir”, dijo al canal N el vocero de la empresa Gilat Perú, Arieh Rohrstoc.

“Fueron retenidos cuando trataron de salir y no tenemos comunicaciones con ellos desde el miércoles por la noche”, indicó el vocero de la empresa.

“Los pobladores no los dejaron entrar a (a cambiar el nodo) porque aludían que el 5G transmite el COVID-19. Piensan en forma errónea que el coronavirus se transmite por ondas de radio, nuestra tecnología es inalámbrica y el virus no se puede transmitir por ondas electromagnéticas”, agregó Rohrstoc.

El vocero de Gilat Perú negó que trabajen con 5G (quinta generación) e indicó que hay teorías conspirativas en Facebook que vinculan esa tecnología con la propagación del nuevo coronavirus.

La provincia de Acombamba se ubica a 3.800 metros de altitud, en la región Huancavelica. Dicha región registra 612 casos confirmados de coronavirus, una de las tasas más bajas del país. 

Perú es el segundo país en América Latina con más contagios de COVID-19, detrás de Brasil, con más de 214.000 casos confirmados. También tiene más de 6.100 fallecidos.