España solo está por detrás de Italia (que el viernes informó un total de 9.134 muertos) en el mayor número de fallecidos por coronavirus.

Pese al récord de fallecidos reportado este sábado, el porcentaje de aumento viene bajando en España desde el miércoles, cuando alcanzó un vertiginoso 27 %.

El número de sanados continuó aumentando con fuerza, como en los últimos días (un 31,3% en estas 24 horas) y son ya 12.285, según el parte diario difundido por el ministerio de Sanidad.

Las regiones más golpeadas son la de Madrid, con 2.757 muertos, casi la mitad del total, y Cataluña, con 1.070 víctimas mortales.

La mortalidad en Madrid es tal que a partir del lunes se habilitará una segunda morgue en una instalación pública hasta ahora inutilizada. Se sumará así a la ya instalada en la pista de patinaje de un centro comercial.

Igualmente, el ejército y las autoridades locales tuvieron que habilitar en Madrid un hospital de campaña con capacidad para un máximo de 5.500 camas en Ifema, un enorme pabellón de congresos.

Para prevenir la propagación de la enfermedad, la población española cumple este sábado dos semanas de confinamiento, que se prolongará al menos hasta el 11 de abril.