La identidad del que sería el ‘paciente cero’ todavía es desconocida, y se identificaron al menos 266 casos del nuevo coronavirus desde ese día de noviembre hasta finales del año pasado, según información de las autoridades chinas revisada por el periódico South China Morning Post

Ahora el mundo entero está esperando la tan anhelada vacuna que podría ponerle fin a la pandemia. En Colombia ya es oficial que la dosis de esta será gratuita para todos los ciudadanos que la quieran recibir.

De acuerdo con el medio mencionado, es muy probable que algunos de los casos conocidos de 2019, que estuvieron bajo vigilancia médica, fueran retroactivos por el análisis de las muestras tomadas a pacientes sospechosos.

Primeros casos de COVID-19 en China

A pesar de que el primer caso confirmado se dio en noviembre del año pasado, no fue sino hasta diciembre cuando los médicos de China supieron que se trataba de una nueva enfermedad, apuntó el portal en su publicación. De hecho, hay varias versiones sobre la fecha de confirmación, pero la oficial de la OMS es el 8 de diciembre de 2019.

Desde que se confirmó el primer caso en un residente de la provincia de Hubei de 55 años, se notificaron de uno a cinco nuevos pacientes diarios, y, para el 20 de diciembre, ya eran 60 los infectados con el nuevo coronavirus. En enero de 2020 se reportó que había una epidemia en la ciudad de Wuhan (que es ahora una de las ciudades más turísticas de China) y dos meses después se convirtió en una emergencia mundial, precisó el informativo.

El 31 de diciembre había un total de 266 casos de COVID-19, y la cifra aumentó a 381 un día después, el primero de enero de este año. Por el momento, se cree que el virus pasó de un animal salvaje, que podría ser un murciélago, a los humanos, pero no se ha identificado a la primera persona infectada, explicó el medio nombrado.

Según el periódico de Hong Kong, de los primeros 9 casos que se confirmaron en noviembre del año pasado, ninguno fue reportado como el ‘paciente cero’, aunque todos vivían en Wuhan. Dichas personas tenían entre 39 y 79 años.

En el siguiente video hacen un recuento de los casos de COVID-19 en Wuhan desde que apareció el virus.

La Organización Mundial de la Salud aseguró que el primer caso confirmado de COVID-19 fue el 8 de diciembre de 2019. Sin embargo, el medio mencionado apuntó que la entidad no es la encargada de rastrear la enfermedad, sino que recibe la información de los países, por lo que es normal que la fecha no concuerde con la reportada en China.

Por su parte, investigadores chinos publicaron un estudio en la revista médica The Lancet en el que determinaron que los síntomas del primer paciente identificado con la nueva enfermedad comenzaron el primero de diciembre del año pasado y la persona no tuvo contacto con el mercado mayorista de mariscos de Huanan, donde se cree que se originó el primer brote de COVID-19 (para la cual hay varios tipos de pruebas).

Por otro lado, el informativo chino indicó que, según relatos médicos, los profesionales del sector de la salud se dieron cuenta de que estaban frente a una nueva enfermedad a finales de diciembre, pero no pudieron difundir sus hallazgos porque el gobierno se los impedía. De hecho, las autoridades sanitarias de Wuhan reportaron solo 41 casos hasta el 11 de enero de 2020.

De acuerdo con CNN, el 7 de enero del año pasado fue el día en que las autoridades chinas identificaron que se trataba de un nuevo tipo de coronavirus llamado 2019-nCoV, inicialmente, por la OMS. El 11 de enero se anunció la primera muerte por el virus: un hombre de 61 años que falleció dos días antes por una insuficiencia respiratoria originada por una neumonía.

El 13 de enero fue reportado el primer caso del nuevo coronavirus fuera de China; se trató de un ciudadano de dicho país que llegó a Tailandia en un vuelo desde Wuhan. Después, el 21 de enero, se presentó el primer caso en Estados Unidos; el contagiado estaba en el estado de Washington.

El 11 de febrero, la OMS denominó a la enfermedad como COVID-19 por la unión de las palabras en inglés ‘corona’, ‘virus’ y ‘disease’ (enfermedad), y el 19 indica el año en que inició, agregó el medio en su artículo. Un mes después, el 11 de marzo, la organización declaró el nuevo brote como pandemia (que causaría hasta 100 mil muertes adicionales por malaria). Hasta el momento se han registrado más de 60 millones de casos en 254 países y más de 1.4 millones de muertes.

Coronavirus no comenzó en China, según diario de ese país

A pesar de que los reportes indican que el nuevo coronavirus inició en Wuhan, Hubei, China, el país hace el intento por borrar esa imagen y afirma que el SARS-CoV-2 no se originó en el país asiático. Según una publicación de Facebook del periódico People’s Daily, citada por The Guardian, “toda la evidencia disponible sugiere que el coronavirus no comenzó en Wuhan, en el centro de China”.

El diario chino mencionó una afirmación del exepidemiólogo y jefe del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, Zeng Guang, quien dijo que “Wuhan fue donde se detectó por primera vez el coronavirus, pero no fue donde se originó”, informó The Guardian.

Con respecto al origen, el medio mencionado indicó que el subdirector del departamento de información del ministerio de relaciones exteriores de China, Zhao Lijian, afirmó que “aunque China fue el primero en informar casos, no significa necesariamente que el virus se haya originado en China”.

Sin embargo, son pocos los especialistas de occidente que creen que el virus se originó fuera del país asiático. De hecho, Michael Ryan, director del programa de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguró, citado por el informativo británico, que “está claro desde una perspectiva de salud pública que las investigaciones comienzan donde surgieron los casos humanos”.

Sobre la teoría de que el nuevo coronavirus circulaba en Italia en otoño de 2019, el profesor Jonathan Stoye, virólogo del Instituto Francis Crick de Londres, dijo que los informes son “débiles” y que los anticuerpos hallados en casos del país europeo se activaron en quienes se habían infectado con otros coronavirus, no con el SARS-CoV-2, detalló el medio mencionado.

¿Qué hubiera pasado si se hubiera detectado a tiempo el coronavirus?

De acuerdo con el libro ‘La pandemia que no debería haber sucedido jamás, y cómo detener la siguiente’ de la autora y reportera de la revista científica New Scientist, Debora Mackenzie, citado por National Geographic, la pandemia no se hubiera podido impedir, pero sí hubiera sido probable frenarla si el sistema que monitorea enfermedades hubiera realizado su función desde diciembre de 2019.

En ese orden de ideas, si Wuhan le hubiera avisado al mundo sobre la nueva neumonía con antelación, todo fuera diferente, pues ProMED (Programa de Monitoreo de Enfermedades Emergentes) sí era capaz de determinar que se trataba de una enfermedad contagiosa y peligrosa en diciembre o a comienzos de enero de 2021, apuntó el medio mencionado.

Por tanto, la OMS hubiera hecho el anuncio, y los especialistas se habrían enfocado en hacer estudios e informes mucho antes de como ocurrió realmente. Asimismo, según la autora, las vacunas, medicinas y pruebas diagnósticas se habrían empezado a ejecutar desde antes, e incluso se hubieran podido poner en marcha ‘tests’ a quienes habían viajado a Wuhan.

La reportera, citada por el portal nombrado, agregó que avisar más temprano al mundo entero de lo que estaba pasando en Wuhan le hubiera dado al resto de países “unas pocas semanas de ventaja”, que hubieran sido muy importantes, pues, a pesar de ser pocas, tienen un gran efecto en “la curva exponencial”.

Aunque la autora enfatiza en que era muy poco probable que se pudiera evitar la aparición de la enfermedad, sí asegura que, si se hubiera actuado más rápidamente, se hubiera podido frenar la epidemia para que no alcanzara el nivel de pandemia.

En efecto, la experta señala que lo necesario para prevenir una nueva pandemia es realizar actuaciones tempranas, pues aunque se hagan las acciones correctas, si se hacen muy tarde, no son suficientes para detener la emergencia, como ocurrió en Italia.

Para Mackenzie, el país europeo hizo lo adecuado al imponer aislamiento, hacer seguimiento de casos y confinar a las localidad con más casos, pero se llevó a cabo demasiado tarde, pues el coronavirus ya se había extendido.

En este video, por ejemplo, aseguran que en Italia se han dado más muertes de las publicadas.

De hecho, desde hace dos años, la OMS hablaba de una ‘enfermedad X’ que sería “causada por un patógeno actualmente desconocido capaz de provocar enfermedad en humanos”, señaló BBC hace unos meses. Para la doctora Josie Golding, jefa de epidemiología de la organización de investigación Wellcome Trust de Londres, la COVID-19 es dicha afección.

Golding, citada por el informativo mencionado, indicó que, gracias a que la enfermedad todavía desconocida fue agregada a la lista de la OMS, se crearon entidades encargadas de la producción de vacunas y terapias, pero como los expertos nunca se imaginaron que alcanzaría el nivel de pandemia, quedaron muchas cosas por hacer.

“Pudimos haber hecho más para financiar los esfuerzos de preparación alrededor del mundo, incluidas formas para identificar este tipo de patógenos nuevos que podían emerger”, dijo la experta en su libro.

Esta es una galería con un resumen de datos generales hasta la fecha, como países con más infectados, fallecidos y recuperados, y lugares donde ya no hay casos de COVID-19.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Pulzo (@pulzo_col)