De acuerdo con sus familiares, la adulta mayor tuvo que ser hospitalizada 18 días en un centro médico en septiembre luego de dar nuevamente positivo para coronavirus, informó el Corriere della Sera.

El impreso, de igual manera, señaló que en aquella oportunidad Orsingher presentó algunas sintomatologías leves (tos seca, dolor corporal y fiebre), y recibió un tratamiento especial para superar el virus.

“Nunca le faltó el apetito. De joven fue siempre un ejemplo de buena salud. Su medicina siempre fue un trabajo duro”, manifestó en este mismo medio uno de los parientes de la mujer de 101 años.

Aunque dio negativo en las pruebas PCR, la abuela volvió a contraer el COVID-19 en octubre pasado y no pudo recibir el alta médica. Sin embargo, en la última infección no tuvo ningún síntoma, agregó el impreso italiano.

Orsingher finalmente superó por tercera vez la enfermedad respiratoria y pudo volver a su residencia, donde lo primero que pidió fue un plato de risotto y polenta para festejar que había vencido al coronavirus.

Ante este extraño caso, los médicos de Italia no tienen hasta el momento ninguna explicación. No obstante, algunos expertos indicaron en el Corriere della Sera que pudo tratarse de unos falsos positivos y solo contrajo el virus hasta octubre.

Abuela de 101 años supera por tercera vez el coronavirus