De acuerdo con la defensa, la corte ordenó al Estado de Cabo Verde aliviar la medida tomada en contra del Álex Saab debido a que “actuó fuera de su jurisdicción”, cuando lo capturó en junio pasado.

“El Tribunal de Justicia de la CEDEAO reconoce así la condición de enviado especial del empresario y la falta de competencia de ese país para detenerlo y juzgarlo”, manifestó en EFE una fuente cercana a los abogados del barranquillero.

Aunque se desconoce la reacción de las autoridades caboverdianas, la defensa puntualizó que la orden tiene “efectos inmediatos” puesto que la nación africana es miembro de este tribunal, cuyos estatutos están obligados a cumplir.

Es la primera vez, en casi veinte años de existencia de la corte de la CEDEAO, que Cabo Verde es procesado por violar los derechos humanos en su territorio. Esta instancia judicial no solo tiene competencia para resolver conflictos entre gobiernos, sino también entre ciudadanos y Estados.

Los abogados, igualmente, solicitaron a las autoridades caboverdianas que el arresto domiciliario del empresario colombiano se de lo más pronto posible, aludiendo que requiere ciertos cuidados y atención médica por algunos problemas de salud.

Saab, acusado de ser el testaferro del régimen de Nicolás Maduro, fue detenido el 12 de junio en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral luego de una petición de Estados Unidos cursada a través de la Interpol por supuesto blanqueo de dinero.