La colombiana comenzó trabajando en el campo de la moda en la ciudad de Nueva York, pero con el tiempo decidió cambiar el rumbo de su vida y en 2016 volvió a sus orígenes para iniciar un emprendimiento llamado ‘Progeny Coffee’.

En la bahía de San Francisco, Silicon Valley, se encuentra la planta y centro de distribución de la compañía que actualmente lleva el café a la mesa de grandes compañías como Twitter, Google y Facebook.

Con el apoyo de su esposo, que trabaja en el sector de tecnología, iniciaron vendiendo su café en parques infantiles, pero su misión ha logrado que tengan un gran reconocimiento, aunque no fue un camino sencillo, pues la colombiana aceptó en una entrevista con W Radio que las mejores tostadoras del país estaban en esta bahía de San Francisco.

“Nosotros pudimos representar a Colombia y a los caficultores de manera distinta… fue tocar puertas por 9 meses (a dichas compañías) hasta lograr una respuesta, nos citaron y les dimos a probar nuestro café, se les habló desde el origen y se conectaron”, comentó María José en una entrevista con la emisora.

La misión de esta caficultora colombiana de quinta generación es empoderar a los caficultores y sacarlos de su pobreza. María cree que ‘Progeny’ necesitaba traer educación y espíritu empresarial a estas comunidades, así lo escribió en su cuenta de LinkedIn.

El distintivo de esta marca es colocar la fotografía del caficultor en sus empaques, educando a la gente sobre el proceso de cultivación, producción y tostión.

Después de que la pandemia afectara su modo de distribución, lanzaron una plataforma digital para llevar su café a la puerta de la casa de sus clientes. Se proyectan a comercializar su marca en almacenes americanos como Walmart y Target.