El economista, que le entregó su carta de renuncia a Jair Bolsonaro en el Palacio de Planalto, tuvo que prescindir de encargarse de la cartera debido a una serie de informaciones falsas que constataban en su currículo personal, solo cinco días después de haber sido nombrado.

En la hoja de vida del exfuncionario figuraban diferentes estudios académicos internacionales, como un doctorado en la Universidad de Rosario (Argentina) y un postdoctorado en la Universidad de Wuppertal (Alemania).

Sin embargo, ambos títulos fueron negados hace algunos días por las dos instituciones académicas. De acuerdo con el centro educativo argentino, la tesis de Decotelli nunca fue aprobada y por eso no se pudo graduar.

La Universidad de Wuppertal, por su parte, explicó que el economista cursó algunas materias en su campus, pero aclaró que no se trataba de un postgrado y que no había obtenido ningún título en esa institución.

Como si fuera poco, además, Decotelli está siendo investigado por corrupción debido a una licitación de 3.000 millones de reales (555 millones de dólares, aproximadamente) para comprar varios computadores y dotar a las escuelas brasileñas en 2019, cuando era el titular del Fondo Nacional de Desarrollo Educativo.

El controvertido economista iba a remplazar en el ministerio de Educación brasileño a Abraham Weintraub, quien también era bastante cuestionado por sus declaraciones polémicas y por haber defendido el cierre del Congreso y de la Corte Suprema.