Minutos después, la mujer fue trasladada en helicóptero a un hospital de Idaho, informó News 10 —afiliada a ABC News— y agregó que si bien el ataque ocurrió el pasado 25 de junio, hasta ahora se divulgó el caso.

Chris Geremia, biólogo de la reserva, aseguró en un comunicado —conocido por CBS News— que al parecer la víctima se acercó a menos de 3 metros del bisonte, cuando el parque recomienda que los visitantes se mantengan a más de 22 metros de distancia de ese tipo de animales.

Geremia añadió que la mujer se acercó demasiado y en varias ocasiones al bisonte únicamente para tomarle una foto; el biólogo también explicó que esto fue interpretado por el animal como una amenaza, de ahí que atacara, recogió el mismo medio.

En la misiva, el biólogo indicó que los bisontes suelen “patear el suelo, resoplar, menear la cabeza y levantar la cola” para hacer que la amenazas que los asechan se alejen de ellos, pero, claramente, esta mujer no lo hizo.

Hasta el momento, ningún medio ha reportado cómo se encuentra la anciana que fue atacada.