Joe Biden anunció esa meta, que supone el doble del objetivo de 100 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 que prometió inicialmente, durante la primera rueda de prensa de su mandato (200 millones dosis sirven para proteger a 100 millones de habitantes).

En esa primera rueda de prensa, el mandatario se refirió a la frontera con México y expresó que “nada ha cambiado” en esa zona, donde se afronta una crisis migratoria por la llegada de menores inmigrantes.

El aumento de la inmigración y de los menores que llegan solos “pasa todos los años”, apuntó el mandatario, quien hace algunos días tuvo varios tropezones antes de subirse al avión presidencial, el Air Force One.

Biden denunció que México se está negando a acoger a las familias migrantes que EE. UU. deporta por haber cruzado irregularmente la frontera, acogiéndose a una norma implementada por el anterior mandatario, Donald Trump.

“Estamos negociando con el presidente de México, creo que vamos a ver un cambio, todos (los migrantes indocumentados) deberían poder ser devueltos”, afirmó Biden en la conferencia de prensa.