La atención del mundo está puesta sobre la jornada electoral que se llevará a cabo el próximo 3 de noviembre en Estados Unidos. Donald Trump, candidato del partido Republicano, y Joe Biden, candidato del partido Demócrata, buscan ganar las elecciones por la Casa Blanca. Sin embargo, las campañas no solo apuntan a ganar el voto popular.

A diferencia del sistema democrático de elección directa como el colombiano, en el cual los ciudadanos de todo el territorio nacional eligen con su voto al presidente de la república, el mecanismo electoral de Estados Unidos pasa por intermediarios y por conteos estatales.

La constitución estadounidense estableció un método de elección popular indirecta, que busca responder a su característica de Estado federado y garantizar que los estados pequeños, o de baja densidad poblacional, tengan representación en los procesos de electorales.

Para ello se conformó la figura del Colegio Electoral, en la que los ciudadanos no votan por los candidatos a la presidencia, sino por compromisarios de cada estado que, representando la voluntad electoral de sus territorios, participan en una elección final en la cual por mayorías son elegidos el presidente y el vicepresidente.

Otra particularidad de este mecanismo es que los cupos que cada estado tiene en el grupo de electores finales, no están distribuidos de manera proporcional a los votos que cada campaña recibe en el conteo estatal. En 48 de los 50 estados y en el Distrito de Washington, la campaña que reciba más votos gana todos los cupos en el Colegio Electoral.

Lo anterior obliga a los partidos a enfocar sus esfuerzos en los estados con mayor número de electores. En el video que abre esta nota puede conocer en detalle cómo se distribuyen los cupos del Colegio Electoral y cómo se disputan en las urnas.

Presidentes que han perdido el voto popular pero ganado la presidencia

En la historia reciente del país norteamericano dos  hombres han sido elegidos como mandatarios pese a haber recibido menos votos que sus rivales en las urnas.

En 2016 Donal Trump llegó a la presidencia a pesar de que su rival de entonces, Hillary Clinton, obtuvo más sufragios de los ciudadanos. La candidata demócrata tuvo cerca de 2.8 millones de votos más que el actual presidente, pese a ello solo obtuvo 227 votos electorales mientras que Trump alcanzó los 304.

Otro caso ocurrió en el año 2000, cuando George W. Bush derrotó en la contienda electoral a Al Gore en unas apretadas elecciones. Florida fue el estado decisivo en esa contienda.