Sinaga, que fue capturado en el 2017 pero fue hasta esta sentencia que publicaron su identidad, ya cumplía una condena de 20 años por 2 juicios anteriores también relacionados por abusos sexuales, publica la cadena BBC.

Ahora se le suma esta nueva decisión judicial en la que lo procesaron por por 159 delitos sexuales, incluidas 136 violaciones, todas a hombres, indica el mismo medio.

Sin embargo, las fiscalía de la Corona señala que no han podido identificar a al menos unas 70 víctimas más, por lo que hicieron un llamado para que cualquiera que crea ser víctima del violador se presente para dar su testimonio, añade el rotativo británico.

Según los investigadores, Sinaga, un eterno estudiante (4 títulos universitarios) de 36 años y alumno de una maestría, llevó a su apartamento, ubicado en la zona más movida y de fiesta de la ciudad de Manchester, a al menos 48 hombres, donde los drogaba, los violaba e incluso grababa esos abusos, detalla BBC.

El indonesio vivía a 3 cuadras de la zona de bares más popular de Manchester y en las noches, luego de salir de clases, se convertía en un violador en serie.

La policía cree que son en total 190 las víctimas de este hombre debido a que encontraron en su vivienda los videos de las violaciones, además de “trofeos”, como accesorios, teléfonos, ropa e incluso información sobre sus víctimas, señala el mismo diario.

Sus víctimas preferidas eran jóvenes de alrededor 20 años que salían borrachos de los locales nocturnos de la zona. A algunos les ofrecía una bebida en la calle para drogarlos y otros los convencía de diferentes maneras para llevarlos a su apartamento y allí les daba una droga que los dejaba inconscientes, difunde el medio inglés.

La mayoría de hombres violados por Sinaga dijeron en sus testimonios que eran heterosexuales y que el abusador, delgado y bajo de estatura, no les pareció amenazante. Unos lo recuerdan como sonriente y extravagante.

Por ejemplo, uno de ellos relató que estaba esperando a su novia afuera de una discoteca y que, luego, no recuerda nada después de que recibió una bebida de un “asiático” el cual lo había invitado a su apartamento mientras esperaba a su pareja, apunta la cadena londinense.

“Creo que puedo recordar una conversación en la que me dice: ‘¿Le gustaría entrar y cargar su teléfono y conversar un poco? No parecía un personaje imponente y durante la charla en el departamento parecía ser una persona honesta y motivada con un interés en la investigación académica”, dijo otro hombre violado por Sinaga, el cual lo abordó mientras trataba de tomar un taxi.

Esa víctima, como la mayoría, despertó en la casa del indonesio y confundido se fue, sin saber que había sido violado, indica BBC.

Las autoridades determinaron que Reynhard Sinaga utilizaba la droga GHB, una sustancia ácida que noqueaba en segundos a sus víctimas, finaliza ese rotativo.