Taylor Parker, de 27 años y la principal sospechosa, fue arrestada en el estado de Oklahoma después de que intentó hacerse pasar como la madre de la criatura, unas horas después de haber cometido el  macabro crimen, publica la cadena CBS.

Parker fue a un hospital de la ciudad de Idabel y le dijo a las personas que la atendieron que acababa de dar a luz en la carretera, explica el mismo medio.

Las autoridades también revelaron que la presunta asesina también le dijo a un policía en un retén que había tenido a su bebé, pero que este no respiraba. El uniformado, creyendo todo, llamó a una ambulancia, pero la criatura fue declarada muerta unas horas después, detalla la cadena estadounidense.

La joven que estaba esperando su segundo hijo y tenía 8 meses de gestación fue identificada como Reagan Simmons, de 21 años, quien vivía en New Boston, Texas (EE. UU.).

Lee También

Un médico forense declaró que Simmons, asesinada el pasado viernes por la mañana, no había dado a luz antes de su muerte, señala el mismo medio.

De acuerdo con las publicaciones de Reagan en Facebook, la asesina pasó tiempo con ella y  hasta le dio un regalo para el bebé un día antes del asesinato, indica CBS.

Aunque no tenían una amistad  muy fuerte, Parker y Reagan se tenían en Facebook y por fotos de esa red social, estuvieron juntas en el matrimonio de una familiar de la víctima, agrega la cadena.

Reagan Hancock ya era madre de una niña de 3 años, tenía planeado bautizar a su nueva bebé como Braxlynn Sage y en redes había celebrado su pronta llegada: